Frutos rojos, verduras y pescado: la dieta neurológica

603

neurologiaMás que el deterioro físico, el desgaste neurológico es el más temido de todos. Inevitablemente, nuestro cerebro también sufrirá con el embate de los años y, como buen músculo, su actuar se hará más lento y pausado conforme pase el tiempo. Para combatir esto, no existen ni pomadas mágicas ni cirugía plástica que nos permitan lucir un cerebro juvenil durante toda la vida sino, sencillamente, el autocuidado y sobre todo la buena alimentación, base de la salud neurológica.

De acuerdo a la Sociedad Española de Neurología, una buena protección de nuestro sistema neurológico tiene su base en una alimentación balanceada donde las verduras, los frutos secos, algunas especias y los pescados son protagonistas. “Potenciando el consumo de estos alimentos, con un poco de vino y uniéndolo al ejercicio físico y al fomento de las relaciones sociales estaremos creando una excelente dieta neurológica que ayude a nuestro cerebro

En estricto rigor, la dieta mediterránea viene a ser la mejor en este sentido, por lo que en países como España o toda Sudamérica no debiera ser difícil conseguir estos alimentos que, además de ser relativamente económicos, fortalecen de gran manera la salud de nuestro cerebro permitiendo su elasticidad y ayudando a que el desgaste propio del paso de los años sea significativamente menor.

Reduciendo los riesgos

dieta-neurologica

Considerar dentro de la dieta el consumo de ácidos grasos poliinsaturados como el Omega 6 y el Omega 3, presentes en ciertos vegetales, el pescado azul y los frutos secos ayudará a reducir los riesgos de sufrir graves enfermedades neurológicas como el Alzheimer y la esclerosis múltiple, al mismo tiempo de fortalecer a nuestro organismo y generar una especie de barrera protectora del cerebro.

Muchos estudios avalan los beneficios de una dieta que contemple estos alimentos, los cuales actúan directamente en las membranas celulares así como también proporcionarnos un mecanismo natural antiinflamatorio y, lo más significativo, reduciendo el colesterol malo y aumentando el colesterol bueno.

No descuidarse durante el verano

Durante la época estival, las personas suelen descuidar su alimentación dando paso a dietas que mejoran el aspecto físico tonificando los músculos o, caso contrario, comiendo de todo pues el relajo propio de la estación del año así lo permite. Sin embargo, el sólo hecho de considerar dentro de la dieta a estos alimentos que, dicho sea de paso, son sumamente fáciles de conseguir, será un hecho que beneficiará a todo el organismo y, cómo no, no solamente brindando un mejor entorno para el cuidado físico sino por sobre todo, potenciando la salud neurológica.

Share.

About Author

Leave A Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR