Mindfulness para un organismo saludable

0

El mindfulness es una técnica de reducción de estrés. En los últimos años esta técnica ha cobrado importancia dentro de la medicina actual y ofrece unos beneficios que por medicamentos no se pueden adquirir. El método se basa en la consciencia del propio ser e identificar las causas que producen estrés.

El mindfulness ayuda a la conciliación del sueño. Evita el insomnio y mejora la calidad del sueño para aquellos que tiene problemas para dormir. Se recomienda invertir 10-20 minutos en esta técnica durante más de 21 días seguidos. De esta forma conseguiremos crear una rutina antes del sueño, desactivando la energía del cuerpo para prepararlo para dormir. Piensa que aunque puede parecer imposible sacar ese tiempo, al final lo estamos invirtiendo en nuestro bienestar. Y cuando estamos bien ese sentimiento lo descargamos en otros aspectos de la vida como las relaciones o el trabajo.

Tips para el mindfulness

En primer lugar, debemos conocer cómo respirar. Aprender a respirar es muy importante no sólo para el mindfulness, si no también para controlar el estrés en diferentes situaciones.

Intenta centrarte en las cosas que te gustan hacer y que te hagan sentir bien. Esto puede ser escuchar música, ver vídeos o películas o simplemente recordar un momento en el que hayas sido feliz. El deporte y los ejercicios pueden ayudarte porque sueltan la hormona llamada serotonina, que facilita el sueño y la relajación.

Alimentos para el mindfulness

  • Avena: la avena es un superalimento que se recomienda muchísimo por las propiedades que tiene. Además de ser saciante y contener hidratos de carbono con muy pocas calorías, aumenta la serotonina. Aparte de relajarnos, también nos hace más felices.
  • Cítricos: los cítricos como el limón, la naranja, el pomelo… son altamente depurativos. Esto nos permite tener un cuerpo libre de impurezas y más sano. Un cuerpo limpio facilita la eliminación de cansancio, pesadez y estrés.
  • Kéfir: el kéfir es un lácteo fermentado que ayuda al tránsito intestinal. Nos ayuda a hacer la digestión y a evitar la pesadez que sentimos después de una copiosa comida o de alimentos difíciles de digerir.
  • Chocolate: un clásico del bienestar. El chocolate negro puro es una fuente natural de serotonina. Con una onza al día sería suficiente para aprovechar sus propiedades.

Comer de forma consciente

Además de alimentos que aumenten la serotonina y que sean positivos para nuestra relajación, la forma de consumirlos también es importante. Si tomamos un vaso de agua antes de comer, nos ayudará a limpiar el organismo de toxinas y a hidratarlo de forma correcta.

Comer en un lugar tranquilo nos ayudará a fijarnos en los sabores de la comida, disfrutando cada bocado. Esto evitará, en primer lugar, comer en exceso, porque estaremos atentos a nuestras necesidades nutritivas. Por otra parte, te alimentarás de una manera en la que evitarás comer si no tienes hambre. Muchas veces comemos más por los ojos que por necesidad.

Alimentarse de forma consciente nos ayudará a digerir mejor porque masticamos más la comida. Por otra parte, también nos ofrece la posibilidad de fijarnos en los sabores y percibir matices que de otra forma no hubiéramos percibido.

Share.

About Author

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR